“El deber de una persona está allí donde es más útil.” – José Martí.

La política es así, fría e insensible, lo que pudiera aparentar una cálida camaradería resulta que en el ejercicio práctico no lo es, un reciente ejemplo confirmó esa regla.

La reciente visita realizada por el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural Federal, Víctor Manuel Villalobos Arámbula como parte del programa Fertilizantes para el Bienestar que tiene como finalidad contribuir a la autosuficiencia alimentaria, fue la prueba de este dicho.

Ahí ante la evidente ausencia del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, la secretaria de Energía, Rocío Nahle García comenzó hacerse sentir a través del andamiaje benefactor de la política social del gobierno transformador.

La inasistencia del Ejecutivo Estatal confirma que en política los tiempos son claros y definidos, se dice que es necesario abrir distancia entre el gobernante en funciones y el presunto aspirante a sucederlo.

Es y ha sido desde tiempos inmemoriales una regla no escrita, que debe cumplirse para beneficio de quien asumirá el poder llegado el momento.

Claro está que eso no significa que los actores políticos participantes terminen distanciados en la vida real, solo que si en la apariencia pública es necesario marcar distancia.

Y esto obedece regularmente a que el gobernante en funciones más que sumarle beneficios al presunto candidato, termina por dañar en cuanto a su imagen y posible penetración en el electorado, como consecuencia de la serie de errores que sus políticas pudieron infringir entre la sociedad.

Recientemente mencionamos en este mismo espacio que fuentes bien enteradas en Palacio Nacional señalaron la necesidad de alejar por completo de la imagen de la secretaría de Energía, Rocío Nahle García a todo personaje ligado al gobierno estatal de Veracruz, especialmente del gobernador Cuitláhuac García y su secretario de Gobierno, el prócer de la negritud Eric Patrocinio Cisneros Burgos, quienes le han causado gran daño a la imagen del proyecto transformador del presidente López Obrador.

Aunado a ello, ambos personajes estaban imposibilitados por la vía jurisdiccional de participar o concursar en la elección 2024 resultado de haber violentado la normatividad electoral en pasados procesos electorales, razón suficiente para apartarlos de cualquier recorrido por la entidad de la propia Nahle García.

Llama fuertemente la atención que junto a Nahle García se viera solamente a dos personajes fuertes dentro del movimiento morenista, por un lado, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, delegado del Bienestar en la entidad, quien por lógica al evento de entrega de fertilizantes se le esperaría acompañarle como una especie de anfitrión, pero quién no ha declinado en su intensión por suceder también al propio García Jiménez.

El otro caso, es el del presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local, Juan Javier Gómez Cazarín quien acompañó a la aspirante a la gubernatura a un desayuno previo con algunos liderazgos femeninos de Morena, confirmando que su dicho #Chíoeslabuena es una realidad.

Por cierto, Gómez Cazarín ha sido el único actor que abiertamente ha declinado sus posibles aspiraciones políticas en favor de la secretaría de Energía, Rocío Nahle, es así como ese binomio político comienza a caminar rumbo a lo que pudiera ser una relación política muy fructífera.

 

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx


Warning: Undefined variable $post in /home/wwwacropolismult/public_html/wp-content/themes/newsup/inc/ansar/hooks/hook-index-main.php on line 117

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *