Platiquemos del beso

Platiquemos del beso

28 septiembre, 2021 0 Por Dr. Humberto Silva Mendoza

A mi Tía Cholina de noventa y tres años, hace unos dias le recordé aquella ocasión, hace varios años, en que sorpprenda su sobrina nieta  “la Güera” en un  tremendo beso “boquiabierto” con su novio de catorce años, como ella. Le dije no se preocupara pues solo intercambiarían “masitade los dientes”, la náusea de la tía fue estruendosa y gritó, “¡eso es una cochinada!”. Imagínese usted cuán mal visto eraesa manifestacion de amor hace veinicinco años, en un pequeño pueblo del oriente del país.

El recordar aquel incidente me impulsó a revisar el tema del beso y lo que trae consigo, con el paso del tiempo he enriquecido mi conocimiento al respecto, tanto por revisión de la bibliografía, como por experiencia personal.

El beso, tan antiguo como el mismo ser humano y hermoso como su misma esencia, suele ser la transmisión de afecto más sincero.  Cuando es apasionado y en la boca, no tiene equivalente en la escala del amor.

“Basiare”, palabra latina, procede de la raíz céltica “bad”, tiene un antepasado en el vocablo “bhad” del antiguo sánscrito, cuyo significado es “abrir la boca. El término latino “Basium”, está relacionado con basiare, los romanos lo utilizaban como honestidad, se besaban por cualquier motivo, el beso era la forma más común de saludar, así testimoniaban su estimación honesta.

En francés “Basier” equivale al sustantivo beso y al unirse beso con el vocablo fornicar, resulta el término Besar.Entonces el verbo besar, tiene una serie de antiguos e interesantes antecesores. En el diccionario Tesoro de la lengua francesa”, leemos: “Besar; rozar, tocar con los labios alguna parte del cuerpo de una persona”.

Plantear la cuestión del origen de las cosas, es una apasionante tarea, disfrutada por  el ser humano con regocijado interés, el origen del beso se remonta y pierde en la pre historia. Leí  alguna vez,el hombre de las cavernas lamía el rostro de sus congéneres para satisfacer su necesidad de sal” ¿de esa acción nació el beso?

En la biblia, a la saliva se le ha concedido cualidades curativas (Juan 9,6 y Marcos 7,32). También se le han conferido atributos de creatividad; ¿cuántos héroes de la mitología oriental nacieron de la saliva de algún Dios? ¿Quién no ha sabido que la saliva es como la sal, al escupir hacia atrás a través del hombro se conjuntan sortilegios?

Alberto Angel Montoya , poeta colombiano (1902-1970) intenso enamorado de la mujer en su poema “El beso” dice: “Con un solo beso desteñir quisiera el corazón recién pintado de tu boca. Fruto y flor a la vez, copa colmada de vino y miel, para la sed más loca”

El gran Julio Cortázar, en “Rayuela”, nos deleita: “En tu beso hay una sola saliva, un solo sabor a fruta madura, te siento temblar junto a mí, como la luna cuando se refleja en el agua y  nos ahogamos en un intenso absorber simultáneo del aliento”

Besar sin intercambiar saliva no tiene chiste, pero sólo si la boca de ambos es sana, turgente y húmeda, el problema es que no siempre lo que se ve es cierto, por ello el beso entre más apasionado y prolongado, menos saludable puede ser.

¿Qué sucede durante un beso? El hipotálamo, zona cerebral control de  las emociones, se activa y envía una descarga de estímulos a las glándulas tiroides y suprarrenales, aumentando su actividad productora de hormonas. El pulso aumenta de 75 a 120 por minuto. Un beso de treinta segundos produce, en ambos besadores, el consumo de doce kilocalorías, intercambian 700 mg. de albúmina, 450 mg. de sales y enzimas, alrededor de 250 bacterias diferentes en ambos sentidos, hacia las dos bocas.

El cerebro excitado por el beso produce endorfinas contra el dolor y hacen al sujeto más sensitivo al placer, produce euforia, disminuye el sueño, pero el sistema nervioso se acostumbra a la acción de las endorfinas y para mantener esa sensación placentera y eufórica necesita una frecuencia de besos progresivamente más intensos y frecuentes.

¡El beso produce adicción!, entonces ¿el beso apasionado debería darse con moderación? No estoy de acuerdo porqueentre mas beso, ¡mas disfruto!

El beso boca a boca tiene un elevado riesgo de contaminación interhumana, la mayoría de las infecciones bacteriana, por virus, hongos o infestaciones por parásitos, pueden transmitirse por la boca, a la Mononucleosis infecciosa se le llama “Enfermedad del beso”.

La saliva es un medio ideal para la proliferación de esos gérmenes por su humedad, temperatura, acidez y alto contenido de enzimas, miles de microbios se compartendiariamente en el mundo gracias a los besos, el milagro reside en las pocas enfermedades que realmente producen.

Después de todo, intercambiar saliva en un largo y succionante beso con la hermosa mujer que nos cautiva, es un riesgo que quiero sortear, esperando delicadoacercamiento y no un inmerecido escarmiento.

He escrito esto con sutil reclamo, todo encanto que gozamos tiene un precio y  si un riesgo lleva un beso, ¡ más te daréy…moriré por eso!

hsilva_mendoza@hotmail.com