Lilia Paredes, esposa del exmandatario peruano Pedro Castillo, así como sus hijos, Alondra y Arnold Castillo, arribaron a México bajo la medida de asilo político que proporcionó el gobierno mexicano, así lo confirmó el presidente López Obrador la mañana de este miércoles 21 de diciembre.

Los familiares del expresidente de Perú, destituido a inicios de diciembre por el Congreso tras el intento de disolverlo, llegaron al Aeropuerto de la Ciudad de México a las 7:51 h, de acuerdo a la información proporcionada por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

El director general para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Martín Alonso Borrego Llorente, en nombre del gobierno mexicano, confirmó el recibimiento por la figura de asilo político, anteponiendo la tradición y el orgullo de la política exterior nacional ‘’que sigue salvando vidas en América Latina’’.

Toda vez que Lilia Paredes es investigada como coautora de delito de organización criminal, mientras Perú se limita a pedir su extradición luego de darse a conocer el recibimiento en territorio azteca.

Durante la conferencia matutina, López Obrador confirmó que tomó la decisión de no romper relaciones con el gobierno en cuestión, ya que a su decir, se necesita mantener a la embajada para dar protección a los mexicanos que radican y trabajan en Perú.

 


Warning: Undefined variable $post in /home/wwwacropolismult/public_html/wp-content/themes/newsup/inc/ansar/hooks/hook-index-main.php on line 117

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *