La población ocupada en Veracruz registra una caída de -1.2% en el tercer trimestre de 2019,
comparada con el mismo mes del año anterior. Esta disminución en la ocupación, revierte la
tendencia que se venía registrando en los dos años anteriores, durante los cuales la población
ocupada creció 2.9% en 2017 y 4.5% en 2018.

Esto significa que durante los tres primeros trimestres de 2019 se perdieron un total de 37,837
puestos de trabajo, ya que mientras en 2018 la población ocupada era de 3 millones 284 mil
personas, para 2019 es de 3 millones 247 mil, lo que contrasta con lo sucedido durante el periodo
2016-2018 cuando la ocupación registró un incremento de 8%, lo cual representa aumento de
232,084 trabajadores.

Por tipo de ocupación, se observa que la mayor reducción se da en los trabajadores asalariados,
los cuales disminuyeron en 55,182; mientras que aquellos que tienen percepciones no salariales
disminuyeron en 15,260 personas; los trabajadores por cuenta propia se redujeron en 9,837, y los
empleadores (empresarios) disminuyeron en 1,785 personas. En cambio, el número de
trabajadores no remunerados se incrementó en 44, 227 personas.

En cuanto a la dinámica que mostró la ocupación por nivel de ingresos se observa que el grupo de
trabajadores que ganan de 3 a 5 salarios mínimos, disminuyeron en 88,843 personas; los que
ganan más de 5 salarios mínimos decrecieron en 54,432 personas y los que ganan de 2 a 3 salarios
mínimos se redujeron en 43,245personas. En cambio, los trabajadores que ganan hasta un salario
mínimo aumentaron en 68,227 personas, mientras que los que laboran sin recibir ingresos
también se incrementaron en 80, 948 trabajadores. Esto significa que muchas personas que
perdieron su empleo bien remunerado, tuvieron que tomar otro con menores percepciones
económicas.

Este deterioro en la calidad de los empleos provoca que el mayor número de personas ocupadas
se concentre en las categorías de muy bajos ingresos de manera que el 9% del total de la
población ocupada trabaja, pero no recibe ingresos (263,692 personas) el 31% obtiene un ingreso
de hasta un salario mínimo (873,514 personas) y el 38% recibe entre uno y dos salarios mínimos
(un millón 71 mil personas). Esto significa que el 80% de la población ocupada en el Estado, esto
es, 2 millones 209 mil personas, reciben una remuneración mensual no mayor a dos salarios
mínimos (no más de 6,161 pesos mensuales).

En conclusión, no sólo se redujo el número de trabajadores que tienen una ocupación, sino que,
además, se deterioró la calidad del trabajo de quienes conservaron sus puestos de ocupación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here