La pobreza se incrementó en Veracruz en un millón 200 mil personas durante el período 2008-2018, por lo que actualmente cinco millones 89 mil veracruzanos se encuentran en esa situación. Lo anterior significa que el 62% de los veracruzanos son pobres. Esto se debe, en buena medida a que, en ese mismo período, el número de personas cuyos ingresos no les permite comprar una canasta básica de alimentos y otros bienes, aumentó en un millón 500 mil personas. Esto significa que un total de 5 millones 595 veracruzanos (68% de la población total) pasan hambre y viven en condiciones precarias, porque sus ingresos no son suficientes para comprar los alimentos necesarios para su alimentación.

La situación es tan grave que Veracruz ocupa el segundo lugar entre los estados que más personas pobres tienen, sólo superado por el estado de México. Y de igual manera ocupa el segundo lugar entre los estados con la mayor cantidad de población cuyo ingreso no les permite satisfacer sus necesidades básicas.

De igual manera, se observa una situación de amplio deterioro del bienestar en otros aspectos sustanciales de la vida, como es el caso de la Seguridad social, a la cual no tienen acceso un total de 5 millones 561 veracruzanos. Esto quiere decir que el 68% de la población del estado no cuenta con un programa de pensiones (no tienen SAR, Afore o no son beneficiarios de un programa social de pensiones para adultos mayores) carecen de prestaciones laborales y no disponen de servicios médicos.

Adicionalmente hay un total de 3 millones 466 mil veracruzanos que habitan viviendas en condiciones muy precarias (no cuentan con servicio de drenaje, energía eléctrica, carecen de agua potable dentro de la vivienda y usan leña o carbón sin chimenea para cocinar o calentar los alimentos).

Otras 2 millones 56 mil personas se encuentran en rezago educativo, lo cual significa que son personas de 3 a 22 años que no cuentan con la educación obligatoria en el momento en que debía haberla cursado y no asisten a un centro de educación formal.

Asimismo, un millón 389 mil personas residan en viviendas con pisos de tierra, o con techos de lámina de cartón o desechos, y/o muros de material precario y perecedero (embarro, bajareque, carrizo, bambú, palma, de lámina de cartón, etc.). De igual forma, un millón 379 mil veracruzanos no tienen acceso a los servicios de salud, es decir, son personas que no tienen derecho a recibir servicios médicos de alguna institución tales como Seguro Popular, IMSS, ISSSTE federal o estatal, Pemex, Ejército o Marina, o servicios médicos privados.

En resumen la pobreza en Veracruz avanza y deteriora las expectativas de un futuro mejor para los veracruzanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here