El atraso económico y la pobreza en la que vive el estado de Veracruz son resultado, en gran medida, de la baja productividad del trabajo, es decir, de la escasa capacidad para generar riqueza que tiene la mano de obra.

 

La productividad del trabajo refleja la eficiencia con que se llevan a cabo los procesos

productivos y se mide calculando cuantas unidades de un bien o servicio pueden ser

producidas por cada trabajador que participa en la producción. Entendiéndose que, a

medida que ese volumen de producción por trabajador sea mayor, también lo será la

eficiencia productiva de la economía estatal, y por lo mismo, mayores serán las utilidades de las empresas, la cantidad de productos disponibles en el mercado y más altas las remuneraciones de los trabajadores. En una palabra, la mayor productividad propicia crecimiento y bienestar. Pero también es cierto que una menor productividad representa estancamiento económico y pobreza.

 

Actualmente el valor de la productividad en Veracruz es de 251,544 pesos por trabajador al año, una de las más bajas en el país, lo que ubica al Estado en el lugar 20º entre los estados de menor productividad; muy lejos del valor que alcanza Campeche cuya productividad es cinco veces superior (de 1,290,114 pesos) o la Ciudad de México y Nuevo León que le superan en tres veces su valor (736,618 y 502,976 pesos por trabajador).

 

Al analizar la productividad por sector productivo se observa una situación adversa. En el Sector agropecuario la productividad del trabajo es de 55,498 pesos, un valor muy bajo que al compararlo con el resto de los estados ubica a Veracruz en el 24º lugar, muy lejos de estados como Aguascalientes, con una productividad de 318,911 pesos, que es seis veces superior a la de Veracruz; o Sonora, Chihuahua o Coahuila que le superan en cuatro veces su valor.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here