El representante de un fabricante chino con planta de ensamblaje en México, Badir Jácome, reconoció que las ventas de los vehículos nuevos reporta una caída de más de 20 por ciento.
Consideró que desde 2006 la industria experimenta una depresión generada por una pobre economía entre los ciudadanos.
“Ha sido un año complicado, en que los grandes líderes del mercado son los que más han perdido, pero nosotros que somos nuevos tenemos una gran área de oportunidad”.
En el caso de su marca, esta ingresó al mercado mexicano en 2017, y tras dos años en el país y un año en el estado, es de las pocas marcas con un incremento en las ventas.
“En términos generales aquí en Xalapa han caído, en meses, arriba del 20 por ciento, sin embargo el mercado es así: sube y baja”.
Explicó que dentro de su indicadores, el incremento en las ventas se reflejó en 60 por ciento en octubre y un 50 por ciento para noviembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here