Este miércoles, la Universidad Veracruzana (UV) suspendió clases, por unirse a las universidades públicas en paro nacional, con el objetivo de lograr el financiamiento con más recursos porque muchas casas de educación superior están en la quiebra total y absoluta.

Ya que existen deudas, pagos pendientes hasta con el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y dicha problemática se ha agravado.

Por más que los rectores tanto en forma particular como institucional a través de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, de México (ANUIES), que aglutina a todos, pues han tocado puertas en los gobiernos estatal y federal, nadie los escucha.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here