Por Abraham Cortes

Un grupo de científicos japoneses logró colocar una bacteria al exterior de la estación espacial internacional, y esta logró sobrevivir 3 años.

Dicho logro ha conseguido respaldar la teoría de la panspermia, que dice que la vida puede enviarse a otros planetas a través de los microorganismos.

Al analizar las bacterias que se colocaron, los investigadores notaron que las que se encontraban en la superficie  murieron, pero que estas mismas crearon una capa protectora que tuvo como resultado que sobrevivieran las que se encontraban en la parte inferior. Aseguran que las bacterias podrían sobrevivir hasta 45 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here