El estado de Guerrero en México, ofrece a los turistas grandes lugares de diversa atracción. De este modo, los visitantes cuentan con opciones para llevar a cabo sus itinerarios de acuerdo a sus intereses. Uno de los lugares mayormente visitados se encuentra en Atzala, aproximadamente a 40 minutos de Taxco.

 

Las pozas azules fueron abiertas al público hace unos cinco años, sin embargo, es uno de los lugares más concurridos a la hora de visitar Guerrero. Son nueve pozas con agua en tono turquesa gracias a los rayos del sol.

 

La entrada tiene un costo de 90 pesos para adultos y 50 pesos para niños. El acceso a las pozas es bastante fácil, tiene escalones y pasamanos para hacer menos costosa la llegada.

 

Durante el camino se encuentran algunos puestos típicos de plata. Uno de los más relevantes es el local del señor José Nolasco, quien en la pasada feria nacional de la plata, obtuvo el galardón William Spratling otorgado por el gobierno de Taxco, puesto que participó con la pieza “El cisne” haciéndose acreedor de dicho premio.

 

El señor José, cuenta en su local con diseños únicos que él mismo elabora en su taller. Desde anillos, gargantillas, pulseras, tobilleras, aretes, collares, etc… es de un carácter bastante amable y accesible el trato hacia el público.

 

Así pues, al adentrarse a las pozas, se encuentran las más pequeñas, aunque lo más recomendable es saber nadar a la perfección, porque las pozas tienen varios metros de profundidad. Al entrar a nadar, queda estrictamente prohibido utilizar cualquier tipo de crema y/o protector solar, puesto que el agua de dicho lugar es natural y no es bueno alterarla con químicos.

 

Las pozas azules son un lugar ideal para destino turístico, se encuentran entre pura naturaleza dejando al público grandes tomas en cada fotografía. Son perfectas para un día caluroso y en familia.

 

POR: ESLY VIDAL GALICIA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here