El pasado 24 de mayo llegó a la pantalla grande “Aladdin”, el nuevo live action de Disney.

A consideración de algunos críticos, Aladdin era la peor opción para llevarla a la pantalla con actores de carne y hueso.

Aquí te presentamos 10 razones para que no te pierdas este filme.

*El genio, Will Smith: Sabíamos que la interpretación de Robin Williams como el genio era insuperable, por lo que Will Smith decidió tomar el timón y darle un nuevo estilo al personaje, sin llegar a la imitación. Con su propio encanto, llenó a la perfección, los zapatos de su antecesor.

*La princesa de verdad: Naomi Scott había tenido pocos papeles, pero en esta película demuestra que tiene una prometedora carrera por delante, pues en este papel, logra convertir a Jasmín en una princesa indefensa, a una Jefa de Estado, dispuesta a tomar las riendas de su destino.

*El toque de Guy Ritchie: El cineasta es conocido por cintas de acción como RocknRolla (2008) y Snatch (2000). El toque se nota, sobre todo en las escenas de persecuciones y en la edición a paso apresurado, que le da a Aladdin, un toque de adrenalina callejera.

*EL CGI: Gracias a la tecnología digital, el mundo mágico de Agrabah es traído a la vida real con todo detalle, así que saliendo del cine, desearás tener una alfombra voladora como vehículo, un mono y un tigre como amigos.

*Los números musicales: No es Disney, sin canciones. Las coreografías y canciones de la historia, no se comparan a las de Bollywood. Pero el toque de elefantes, avestruces y el ejército de bailarines, te harán bailar desde tu asiento.

*La exageración: Mientras que live actions anteriores se enfocan en hacer caricaturas realistas, Aladdin mantiene la fantasía y la exageración, sobre todo en las escenas donde sale el genio… ¡Es fácil olvidar que es de carne y hueso!

*Empoderamiento: A pesar de estar en la época del Girl Power, Jazmin se presenta desde el inicio como una princesa, que piensa en grande y su historia termina compartiendo el protagonismo con la de Aladdin, en lugar de ser relegada al fondo.

*El diseño de producción: Desde los vestuarios hasta la escenografía, ya que está diseñado para transportarte a un mundo lleno de fantasía, donde la magia espera en cada esquina.

*El mensaje: Como cada película de Disney, la historia de Aladdin tiene una moraleja, ya que aborda los peligros de la ambición y de dejarse llevar por las apariencias.

*Regreso a tu infancia: al no intentar ser película de adultos, deja que tu niño interior cante y baile con los personajes que marcaron nuestra infancia.

Así que corre a tu cine favorito y disfruta de dos horas de acción y diversión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here