El Presidente Donald Trump aseguró que Estados Unidos no necesita el petróleo de Medio Oriente, en momentos en que el precio se disparó tras el ataque de drones a plantas de Arabia Saudita.

 

Estados Unidos es el primer productor de petróleo del mundo, con 18 millones de barriles por día en 2018, según la Agencia de Información Energética (EIA).

 

Arabia Saudita es el primer exportador mundial de crudo y el segundo productor.

 

Los bombardeos fueron reivindicados por rebeldes hutíes de Yemen, que se enfrentan desde hace cinco años a una coalición militar liderada por Arabia Saudita y cuentan con el respaldo de Irán.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here