Durante la toma de protesta de Mónica Macisse Duayhe como presidenta del Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, indicó que uno de los objetivos de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador es garantizar las libertades de todas y todos los mexicanos, así como combatir toda forma de discriminación.

 

Señaló que, si bien hay avances en el ámbito legislativo en la materia, todavía se enfrentan grandes retos y desafíos, por lo que es necesario el acompañamiento de la sociedad civil para alcanzar las políticas públicas necesarias para esta tarea.

 

La lucha contra la discriminación no se puede detener, es necesario armonizar el marco legal con los más altos estándares en igualdad y no discriminación, así como cambiar la forma en que se hacen las políticas públicas de manera estructural para construir igualdad, puntualizó.

 

Destacó que para consolidar la política pública también es indispensable involucrar a todos los actores sociales, la articulación de los tres poderes del ámbito federal y local, el sector privado, organismos internacionales y sociedad civil. “Siempre he dicho que sin el acompañamiento de la sociedad civil no pueden lograrse las políticas públicas”.

 

Al tomar protesta como presidenta del Conapred, Mónica Macisse Duayhe comentó que se identifica con el proyecto del presidente de México que, por primera vez, se dijo públicamente que el racismo es un hecho en México, por lo que se tiene el reto de refrendar las acciones afirmativas a favor de ciertos grupos vulnerables, como las personas indígenas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here