Taxistas que prestan sus servicios a la Central de Autobuses de Xalapa (CAXA) cerraron los accesos a dicha terminal en reclamo contra los cobros excesivos de la empresa Grupo SOME.

Al respecto, Cecilia Hernández Campos, una de las empleadas afectadas, indicó que en años anteriores, la citada compañía aplicaba cobros de entre los 300 a 500 pesos por el cambio de engomado, por vehículo, para prestar el servicio; sin embargo, en la última actualización dicho monto aumentó a los 3 mil pesos sin justificación alguna.

“La verdad no estamos de acuerdo con pagar esta cantidad porque es gravoso para nosotros, se supone que teníamos plazo hasta el 31 de mayo y si no pagamos esa cantidad de dinero nos echan a la calle”.

Aclaró que Grupo SOME ganó la concesión más reciente para prestar el servicio de taxi controlado en la Central de Autobuses, luego de que esta prestación la operaban sindicatos de taxistas, luego de las disputas entre uno y otro grupo de conductores.

Demandó la intervención de la Gerencia General de Grupo ADO y Empresas Coordinadas, en vista de los cobros abusivos contra los 400 vehículos .

“Generamos un aproximado de 12 mil pesos mensuales por persona, somos un aproximado de 600 persona y nos descuentan el 13.5 por ciento por cada boleto y son 936 mil pesos mensuales y al año son 11 millones 32 mil pesos y demandan el pago de engomados”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here