La Suprema Corte de Justicia de México ordenó a la Secretaría de Salud que armonice sus reglamentos para poder cumplir con la ley que permite el uso de cannabis y sus derivados con fines medicinales, una norma vigente desde junio de 2017 pero que no ha podido ser aplicada.

La Secretaría debió haber modificado sus reglamentos en un plazo de seis meses desde la entrada en vigor de la norma pero no lo hizo, lo que vulneró el derecho a la protección de la salud de un menor de edad con epilepsia que interpuso un juicio de amparo.

El Estado tiene la obligación de asegurar el más alto nivel posible de salud a las personas y por eso, además del pedido de reglamentación, dictaminó que se garantice el tratamiento médico integral del menor que interpuso el amparo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here