Autoridades japonesas continúan con la búsqueda de al menos 15 personas desaparecidas por el tifón que arrasó gran parte del país entre el sábado y el domingo, mientras que el número de fallecidos asciende por el momento a 68.

Las graves inundaciones dificultan las tareas de rescate e impiden que las autoridades puedan hacer un balance total de los daños materiales y humanos, pese a que han transcurrido casi 48 horas desde la catástrofe.

Hasta ahora suman más de 3 mil 400 personas evacuadas de sus hogares y que continúan en refugios temporales.

El primer ministro, Shinzo Abe, dijo que el Gobierno empleará fondos estatales reservados para desastres naturales para reconstruir las zonas afectadas y ofrecer asistencia a las víctimas, ante las perspectivas de que el impacto de la catástrofe sea prolongado, en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here