Una serie de fuertes sismos sacudieron este sábado, la provincia de Batanes, al norte de Filipinas, con un balance de al menos ocho personas muertas y más de 100 heridos.

Desde las 04:16 de la madrugada (hora local), Batanes fue sacudida por casi una docena de movimientos telúricos, el más intenso alcanzó la magnitud de 5.9, de acuerdo al Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología.

El terremoto de 5.9 causó daños a viviendas y otros edificios cuando golpeó la ciudad de Itbayat a las 07:37 (hora local).

El alcalde de Itbayat, Raul De Sagon mencionó que la mayoría de las víctimas fueron enterradas por los escombros de sus viviendas, porque vivían en casas antiguas, hechas de piedras calizas.

Los militares enviaron equipos de rescate y recuperación a Batanes, incluidos equipos médicos a bordo de un avión C-295 que aterrizó en el aeropuerto de Itbayat poco antes de mediodía.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here