Debido a las medidas que se establecieron para evitar el contagio del Covid-19, entre ellas evitar que lugares públicos estuvieran llenos de gente como en una Iglesia se veía imposible celebrar la Semana Santa este año para los católicos, sin embargo, la tecnología lo hizo posible al poder dar la oportunidad de celebrarla sin tener que salir de casa.

Las alternativas que sin duda si pudieron resolver ese problema fueron gracias al internet, cómo ver transmisiones en vivo, oraciones digitales, reflexiones a través de Facebook. Entre ellos, fue el viacrucis de la comunidad católica, que este año no se realizó en el Coliseo Romano, sino en la plaza de San Pedro del Vaticano, dirigido por el papa Francisco y sin espectadores para evitar riesgos de contagios este fue transmitido en vivo por YouTube y redes sociales. También por medio de la radio y la televisión, en canales internacionales, se transmitieron misas del papa Francisco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *