La titular de la Secretaría de Medio Ambiente en Veracruz (Sedema), María del Rocío Pérez Pérez, negó que la clausura del basurero de Veracruz tenga tintes políticos.
“No es una cuestión política o por color de partido político, vemos que están incendiados los tiraderos y tenemos que actuar de manera inmediata porque es una contaminación constante”.

Dijo que la decisión fue tomada en los riesgos que representa la presencia de residuos concentrados en una laguna  que escurren hacia el río Grande y contaminan el manto freático.

“Esto representa un severo problema de salud para la gente y daños a flora y fauna, porque de presentarse un evento de norte y no haber un adecuado manejo de los desechos, como ha ocurrido con la empresa encargada del confinamiento, corren el riesgo de contaminación de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, Medellín y Alvarado”.

La funcionaria indicó que  el municipio gobernador por Fernando Yunes ha buscado la ampliación del basurero y la Sedema está analizando esta posibilidad.

“Lo estamos valorando, revisando, es un tema que está todavía en proceso y es la parte normativa a la que la Sedema trabaja, y en la parte preventiva que hacemos a los Ayuntamientos cuando vemos que hay un desorden”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here