El presidente, Andrés Manuel López Obrador garantizó hoy que su gobierno no intervendrá en la vida interna del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) en caso de que decida renunciar su dirigente, Carlos Romero Deschamps.

El mandatario federal reiteró que su gobierno no va a quitar a un dirigente para poner a otro, es un asunto que tienen que resolver los propios trabajadores.

Si toma decisión de dejar el sindicato para atender estos asuntos, está en su derecho. “Nosotros no nos vamos a meter a poner el sustituto; eso lo tienen que resolver en el sindicato”, dijo el mandatario sobre versiones de que Romero Deschamps dejaría su cargo para enfrentar denuncias en su contra.

López Obrador confía que él sabrá cómo responder a las denuncias presentadas sin que haya persecución, sino con apego a la legalidad, a los elementos de prueba que existen en el caso de que él sea responsable de algún delito.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here