El ministro del Interior del Reino Unido, Sajid Javid, ha anunciado hoy que ha firmado la petición de Estados Unidos para la extradición de Julian Assange, una decisión que será revisada mañana en los tribunales británicos antes de enviar al activista de vuelta a América, donde será juzgado por hasta 18 cargos diferentes, entre ellos el de espionaje. Si el fundador de WikiLeaks sigue sin poder comparecer ante el juez por susproblemas de salud, la vista podría producirse en la prisión de Belmarsh, donde se encuentra recluido.

 

El activista de 47 años fue detenido el pasado 11 de abril en la embajada ecuatoriana en Londres, donde había estado recluido amparándose en el asilo diplomático durante los últimos siete años, hasta que un cambio en el Gobierno del país sudamericano propició paulatinamente su detención. Desde entonces Assange ha estado recluido en la prisión de Belmarsh, intentando demorar su extradición lo máximo posible y arguyendo estar muy enfermo para no presentarse a la vista que se produjo el mes pasado para evaluar la petición de Estados Unidos que ha firmado Javid.

 

Los estadounidenses formalizaron ayer mismo su demanda para que el ciberactivista comparezca ante la Justicia por 18 cargos, entre los que se encuentran el de espionaje y la publicación de material clasificado como secreto. Eso sí, la opinión pública del país presidido poDonald Trump se encuentra dividida por la posibilidad de que al juzgarle se esté poniendo en peligro la Primera Enmienda de su Constitución que garantiza la libertad de prensa y la publicación de documentos clasificados que demuestren que el Estado ha cometido algún delito.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here