Por: Joanna Nava Guerrero

Para disminuir el impacto del tereftalato de polietileno (PET por sus siglas en inglés), o más bien para evitar los 700 años que tarda en degradarse y la elaboración que conlleva, ya que está basada en 24 millones de galones de petróleo para producir tan solo 1.000 millones de botellas; se han buscado distintas maneras de apoyar con el reciclaje de envases o evasión de estos. Sin duda alguna es algo complicado, ya que cada vez son más industrias las que las ocupan el PET, debido a ciertas características: irrompible, económico, liviano, impermeable y reciclable.

Pero aún no es tarde, o tal vez sí, un poco, ya que ahora estamos viendo como nuestro planeta nos pide ayuda a gritos, con cambios tan repentinos que ha sufrido en los últimos años. Algunas consecuencias sobre estos cambios han terminado en la extinción de diferentes especies, la contaminación de océanos por derrames de petróleo o desechos químicos realizados por el hombre, la aceleración en el deshielo de los polos y aumento de temperatura en diferentes partes del mundo.

Es por eso, que es momento de hacer pequeños cambios que hacen la gran diferencia, para el reciclaje del PET, lo mejor sería evitarlo, ya sea cargando con tu recipiente de material duradero a todas partes o si en dado caso tuviste que comprar una botella, lo mejor sería que esa botella la estás reutilizando, así estarás aplicando el uso de una de las tres R (Reducir, Reutilizar, Reciclar) y al término de determinado uso que le des, ésta la puedes llevar a un centro de acopio de PET para que le den un buen uso.

Aunque mucho de los problemas con los que nos encontramos es la falta de información de ¿qué es lo que se hace con este plástico o en qué forma se ha beneficiado a alguien? Así también, no se sabe mucho la ubicación de los centros de acopio de PET, si la mayoría de las personas estuvieran informadas de cuánto es el daño que causa el uso de una simple botella de plástico, todo sería diferente para nuestro planeta.

Algunos objetos que pueden elaborarse a partir de plástico reciclado se enlista a continuación:

  • Gafas de sol
  • Playeras deportivas
  • Zapatos deportivos
  • Hilo textil para mochilas e impermeables
  • Envases para productos de limpiezas
  • Bloques para la construcción de paredes

Actualmente, la Universidad de Xalapa, es centro de acopio y tiene contenedores para la recolección de PET, cartón y pilas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *