El presidente, Andrés Manuel López Obrador presentó la estrategia nacional contra las adicciones, cuyo objetivo es reducir el consumo de drogas ante el aumento que se ha registrado en el país.

 

El mandatario aseveró que si no se atiende este problema será difícil garantizar la seguridad pública y la paz, por ello la campaña se inscribe en la estrategia para atender las causas que originan la inseguridad y la violencia.

 

México pasó de ser un país de trasiego de drogas a uno de consumo, lo que implicó una desestabilización del tejido social en el país.

 

Por lo anterior, la campaña Juntos por la Paz implica el compromiso de todos, sociedad y gobierno, para girar hacia un modelo de inclusión que lleve a la paz y evite la criminalización de los consumidores.

Además, indicó que en el combate a las adicciones no se descarta nada, incluida la despenalización de algunas drogas, para atender este grave problema de salud.

 

A pesar de esta situación, afirmó que es un asunto que tiene que verse con responsabilidad, pues ahora todo lo que se haga de prevención es la base para tomar cualquier otra decisión.

 

Lo principal en la estrategia de su gobierno para lograr la paz es el bienestar, la justicia, crear oportunidades para que no haya pobreza, marginación no desintegración familiar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here