BERENICE ARELLANO

El abogado Moisés Melhem Marcos, defensor del fiscal general Jorge Winckler Ortiz, pidió a los diputados locales sobreseer el juicio político en contra de su cliente.

Lo anterior, por contar con una resolución federal que confirmó que el abogado del estado no incurrió en el delito de desaparición forzada, y aseguró que los legisladores podrían incurrir en la comisión de algún hecho delictivo en caso de continuar el juicio o evadir la prueba principal de la defensa.

Este jueves se realizó la audiencia de pruebas y alegatos que se realiza en el Congreso local como parte del juicio político contra el fiscal, a solicitud de Francisco Zárate Aviña, ex jefe de escoltas del ex fiscal Luis Ángel Bravo Contreras.

La defensa de Winckler Ortiz indicó que pese a los señalamientos por desaparición forzada en su contra, un actuario del Poder Judicial de la Federación confirmó que Zárate Aviña estaba sano y salvo y no desaparecido.

Melhem Marcos acotó que la petición de juicio político se realizó sin hacer del conocimiento al Congreso de la existencia de tal resolución, que ahora no se puede pasar por alto.

“No existe ningún delito, hay constancias de un actuario donde dio fe de que se encontraba totalmente, él firmó el acta y al actuario le manifestó que estaba muy bien, que no había ningún problema con él; se dio fe que estaba bien”.

Por su parte, el abogado Arturo Nicolás Baltazar, defensor de Francisco Zárate, aseguró que el fiscal Jorge Winckler Ortiz, está consciente de que es un criminal y por ello tiene una risa cínica igual a la de Javier Duarte de Ochoa y la “Barbie”, en referencia al narcotraficante mexicano Edgar Valdez Villareal que fuera sentenciado a 49 años de prisión en el 2018.

“Quiero hacer latente mi preocupación porque el día de ayer lo vi riéndose de forma cínica en todo momento, a la única persona a la que he visto reír así cuando es llevada a juicio por su responsabilidad es la “Barbie” cuando lo detuvieron”.

Acusó que Winckler Ortiz delinquió al no investigar de manera exhaustiva la desaparición forzada de que fue objeto su cliente ya que dijo se exoneró a través del fiscal anticorrupción, MArcos Even Torres Zamudio, que antes fue fiscal visitador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *