El premio Pritzker es el más importante y prestigioso en el campo de la arquitectura y se lo ha ganado el japonés Arata Isozaki, quien estudió en la Universidad de Tokio.

 

Isozaki trabajó con el conocido arquitecto Kenso Tange, quien fue uno de sus profesores en la carrera.

 

La guerra influyó en su concepción del mundo y en la manera de entender cómo la arquitectura puede ser un vehículo para transformarlo.

 

Entre las obras de Isozaki destacan el croquis y la maqueta de “La ciudad en el aire” de 1961, ambos conformados por edificios que a partir de una sola estructura pueden tener crecimientos casi biológicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here