De acuerdo a un proyecto de ley que aprobó la Asamblea estatal, Nueva York se convertiría en el 13er estado en otorgar licencias de conducir a los inmigrantes que ingresaron sin autorización a Estados Unidos.

La medida cuenta con el apoyo de grupos liberales, de la mayor organización empresarial del estado y del gobernador, el demócrata Andrew Cuomo.

La votación del miércoles en la Asamblea fue de 86-47.

El proyecto de ley cuenta con el respaldo del Consejo Empresarial del Estado de Nueva York, así como de varios sindicatos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here