El director estadunidense D.A. Pennebaker, maestro del género documental y un cineasta muy interesado en la música popular, murió el jueves a los 94 años.

 

Filmó documentales musicales sobre Bob Dylan, David Bowie o el Festival de Monterey de 1968 fue una figura crucial en el desarrollo del “direct cinema”.

 

Pennebaker recibió en 2012 un Oscar honorífico por su larga y reconocida trayectoria, en la que sobresalen títulos de no ficción como Bob Dylan: Don’t Look Back (1967), Monterey Pop (1968), Ziggy Stardust and the Spiders From Mars (1973), The War Room (1993), Down from the Mountain (2000), Elaine Stritch at Liberty (2002) o Kings of Pastry (2009).

 

Se ocupó principalmente en retratar la contracultura de los años 60.

 

Monterrey Pop llevó al cine el sueño libertario y el espíritu rebelde de los jóvenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here