Por Josselin García Martínez

Gracias a la postal “Raíces de árbol” quedó despejado el misterio del lugar que Van Gogh inmortalizó en su última obra. Expertos en arte pudieron identificar rasgos similares entre la pintura y una postal que data de 1900 a 1910. En la postal se muestra una imagen de árboles en un camino cercano al pueblo francés de Auvers-sur-Oise.

El lugar se encuentra a 150 metros del Auberge Ravoux, la posada de la localidad, donde se sabe que Van Gogh habitó durante 70 días antes de quitarse la vida en 1890. Van der Veen, el ciudadano francés que identificó el parecido entre la pintura y su casa en Estrasburgo, Francia, afirmó “Las similitudes fueron muy claras para mí”.

Van der Veen presentó su descubrimiento al Museo Van Gogh de Ámsterdam, donde investigadores realizaron un estudio comparativo de la pintura, la postal y el lugar. Los expertos, del museo Louis van Tilborgh y Teio Meedendorp, deliberaron que era “muy plausible” que se hubiera identificado la ubicación correcta.

Se llevó a cabo una ceremonia en la que Emilie Gordenker, directora general del Museo Van Gogh, en compañía de Willem van Gogh, el bisnieto del hermano de Vincent, Theo, asistieron para revelar una placa conmemorativa en el lugar. Todo esto fue llevado a cabo en Auvers-sur-Oise, a pocos kilómetros al norte de París, para marcar el descubrimiento del lugar que fuese el último que inspiró al artista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here