Madonna comenzó la gira mundial de su último álbum, “Madame X”, en un conocido teatro de Brooklyn, Nueva York donde se convocó una audiencia más reducida de lo normal para los estándares de la veterana diva del pop, según informaron medios locales.

 

El concierto tuvo lugar en la Howard Gilman Opera House de la Academia de Música de Brooklyn, con capacidad para 2.000 personas, que acogerá otras 17 actuaciones hasta el 12 de octubre.

 

El espectacular show, caracterizado por ser uno de los más íntimos en la historia de la música, se solicitaba hasta dejar los teléfonos móviles y relojes inteligentes en la entrada, además de prohibirse las fotografías.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here