Entre risas, sueños y un pizca de magia Disney nos otorga constantemente la alegría de revivir momentos entrañables en familia y amigos, incluso desde los gusto más extravagantes y complicados esta compania se ha encargado de encarnar las ideas más espontáneas y simpáticas desde varias generaciones atrás.

 

El creador del entrañable ratón Mickey Mouse,como oficialmente se recordará como Walter Elias Disney, nació el 5 de diciembre de 1901 en la ciudad estadounidense de Chicago, Illinois, hijo de Elías y Flora Disney. Desde muy pequeño su familia desafortunadamente padeció de muchos problemas económicos, su padre emprendía variados negocios que al final nunca fueron bien recibidos ni lograban sostener el gasto.

 

Nunca contó con el apoyo y comprensión de su padre, y creció muy unido a su madre Flora. Por su propia cuenta vendía unos tantos bocetos y caricaturas para ganar un poco de dinero con el que a mediados de 1910 se matriculó en el Instituto de Arte de Kansas City y en los siguientes años se interesó por un factor totalmente radical en la época, el cine.

 

Por diversos conflictos y claros maltratos, sus hermanos mayores abandonaron su hogar respectivamente para mejorar sus condiciones de vida. A la corta edad de 17 años Walt falsificó sus documentos para ingresar como soldado de la Cruz Roja en la Primer Guerra Mundial. Ya de regreso en su país de origen uno tiempo después, en 1923 se instaló en Hollywood tras un par de intentos por adentrarse a la animación y la producción, con sus aptitudes natas: la creación de personajes, argumentos y la dirección.

 

El 16 de octubre de 1923 Colaborando con protagonista de Alice’s Wonderland, Virginia Davis y el animador Iwerks, se trasladaron a Hollywood con la de dar comienzo a Disney Brothers’ Studio, e inmediatamente pusieron manos a la obra y comenzaron con la producción de la exitosa serie de cortos animados Alice Comedies, para que exactamente en 1925, tras mucha insistencia por parte de W. Disney, la compañía es renombrada como Walt Disney Studio.

 

En fin, desde largometrajes animados y otros tantos no, series, novedosos parques e imprescindibles melodías características de la industria, lamentablemente muere su creador y fundador el 15 de diciembre de 1966, a la edad de 65 años, poco después de haber obtenido su primera película con Winnie the Pooh, y tras de llevar una exitosa compañía sacada, prácticamente, de las entrañas de un garaje y los sueños de un niño extraordinario y sencillo.

 

Unos ejemplos de sus magníficas obras que mantienen dentro de sus contextos personajes trascendentales son: Dumbo, Bambi, Blancanieves, Fantasía, Ariel, Cenicienta, Alicia, Merlín el encantador, El libro de la selva, etc.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here