LA TOLERANCIA COMO FACTOR PRINCIPAL

Este es un tema que va de la mano con la paciencia y quiero que sepas que la paciencia es una virtud que pocos tienen y que, aunque parezca sencillo ser paciente puede ser algo más complejo de lo que parece, ya que necesitas controlar tus emociones y hay veces que eso puede ser complicado.

Aunque las emociones y sentimientos son pasajeros, quiero decir que solo duran un tiempo, una emoción no es permanente y nosotros como seres humanos en día podemos tener muchos estados de ánimo que no podemos evitar, como el enojo, tristeza, felicidad que se pueden derivar incluso por ver un vídeo, una película, una imagen o incluso hasta por recordar.

foto en escala de grises, mujer, bipolaridad, mujeres ...

Normalmente una persona deja de ser tolerante cuando se emociones lo dominan, y en la mayoría de los casos; la emoción que gana la batalla ante la tolerancia es el enojo, ya que cuando una persona nos hace enojar con un comentario, una acción o cualquier otra cosa que nos moleste es cuando dejamos de ser tolerantes y caemos en un juego de emociones.

Cuando el enojo nos gana empezamos a decir cosas que estuvimos conteniendo, pero después de tolerar tantas palabras, acciones o hechos se nos hace casi imposible explotar y es que no sabemos en qué momento del día y que acción puede ser la gota que derrame el agua del vaso.

Para poder llegar a tener tolerancia te recomiendo seguir los cuatro acuerdos:

El primer acuerdo es: Sé impecable con tus palabras para que puedas cumplirlas, y es que, si no, no quedas bien con algo y vas a perder la tolerancia cuando te reprochen algo, es mejor que sigas en su totalidad este acuerdo.

El segundo dice que: No te tomes nada personal, y bien cierto es que nunca tendrás contentos a todos y que en algún momento hablaran tanto bien como mal de ti, y esto no tiene que ser motivo para perder la cabeza, que tampoco te moleste cuando te digan que no a algo, no te están diciendo que no a ti, se están diciendo que no a ellos mismos.

El tercer acuerdo te dice que: No hagas suposiciones, y es que, si tu empiezas a sugestionarte y suponer cosas, quizá pierdas la tolerancia antes de tiempo y esto no es bueno, mejor ten paciencia y guarda la calma.

Y, por último, pero no menos importante el cuarto acuerdo dice que: Des siempre lo mejor de ti, así que hazlo, da todo de ti para guardar la calma. Incluso cuando ya no puedas esfuérzate, si es necesario hazlo al doble, acuérdate que el que se enoja pierde.

Tienes que entender que no todos piensan como tú, que no todos quieren lo que tú, sé tolerante incluso hasta cuando te estén haciendo perder la cabeza, lo mejor es pensar en que la otra persona es más tonta que tú, y aunque suene prepotente esa técnica es muy efectiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here