Las autoridades iraníes negaron que uno de sus drones fuera abatido por un buque estadounidense y aseguraron que protegen el golfo Pérsico, en medio del tira y afloja que mantienen con Estados Unidos en esta estratégica región.

 

El desmentido iraní llegó horas después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara que un proyectil disparado desde el buque de asalto anfibio USS Boxer derribó un dron iraní y acusara a Teherán de acciones hostiles contra la navegación en agua internacionales.

 

Este incidente no es el primero y probablemente no será el último entre Irán y Estados Unidos en el golfo Pérsico, donde la tensión ha escalado en los últimos meses, donde se elevan los temores por una posible confrontación armada.

 

Sobre el avión no tripulado, el viceministro iraní de Exteriores, Abas Araqchí señaló que Irán no ha perdido uno de estos aparatos.

 

Por u parte, el portavoz de las Fuerzas Armadas, el general de brigada Abdolfazl Shakarchi aseveró que todos los drones iraníes fueron identificados y regresaron a sus bases de modo seguro, después de su misión de reconocimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here