La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) organizó en Honduras un taller cuyo objetivo es crear un sistema para impulsar el proceso de reintegración de la población migrante repatriada.

 

La reintegración de un migrante depende de factores como el tiempo que ha vivido en el extranjero, sus intereses personales y los recursos de los que dispone, así como la aceptación de su núcleo familiar, laboral y de la propia comunidad.

La iniciativa es desarrollada por la OIM junto con la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional; la Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización; y la Asociación de Municipios de Honduras (AMHON).

Un total de 73 mil 402 migrantes fueron deportados a Honduras entre el 1 de enero y el pasado 9 de agosto, lo que representó un aumento de 46 por ciento respecto al mismo periodo de 2018.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here