Aunque México siempre ha sido un país amigo de Bolivia, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador manda señales injerencistas, acusó el ministro del Interior del nuevo gobierno en el país sudamericano, Arturo Murillo.

 

“Creemos que México es un Estado muy importante y siempre ha sido un Estado amigo, pero lamentablemente las señales que da el licenciado Obrador no son las mejores para respetar el Estado de derecho y vemos cierta injerencia con nuestro país”, afirmó el funcionario en entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio.

 

Murillo afirmó que no están dadas las condiciones para nombrar a un nuevo embajador de Bolivia en México y confirmó que el expresidente Evo Morales enfrenta denuncias por sedición y terrorismo.

 

El ministro del Interior lamentó que hasta el momento, el gobierno mexicano no ha dado respuesta al extrañamiento emitido por la intensa actividad política de Evo Morales desde nuestro país, violando todos los convenios internacionales de asilo.

 

La relación con el gobierno y la embajada de México no es de las mejores, porque, agregó, se está dando refugio a una persona violenta, que ha estado incitando a que haya violencia, sedición y terrorismo.

 

Respecto al proceso para convocar a nuevas elecciones, avanza favorablemente con respaldo local.

 

La elección podría realizarse a finales de marzo, adelantó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here