Por Daniela Alarcón

Gracias a estudios científicos, se ha logrado obtener una nueva evidencia de que un insecto que antes solía pasar por desapercibido se ha mostrado como el prometedor de una fuente alternativa de proteínas: el gusano amarillo de la harina.

La investigación se basó en un nuevo análisis del genoma de dicha especie de gusano obtenido de la harina Tenebrio molitor dirigido por Christine Picard, quien es directora del programar de Ciencias Forenses y de investigación de la Facultad de Ciencias de la Universidad Indiana y profesora asociada de biología.

Dicho trabajo fue publicado del 31 de agosto en el Journal of Insects as Food and Feed. Picard comentó que ‘‘Los genomas de insectos son un desafío y cuanto más larga sea la secuencia de ADN que se pueda generar, mejor se podrá ensamblar el genoma’’.

Es importante conocer todos los estudios que se realizan y los beneficios que podremos obtener gracias a ello, considerando que se encuentra bajo un proceso riguroso debido a que se trata del contacto de un ser vivo de especie animal con una especie humana.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here