Por Alejandro Vidal

La Secretaría de Cultura presentó una guía básica de reapertura para espacios culturales, con el objetivo de ofrecer orientación acerca de la implementación de acciones y procesos para que estos lugares puedan abrir nuevamente y retomar actividades en la “nueva normalidad”. Esta guía contiene recomendaciones sustentadas en la evidencia científica; además de tomar en cuenta los principios de protección a la salud dictados por las autoridades sanitarias.

La guía menciona los diferentes tipos de recintos culturales: los divide en espacios abiertos (zonas arqueológicas, festivales, conciertos, entre otros); cerrados (museos, cines, teatros, librerías y más recintos) y mixtos; así como para centros de trabajo, educación e investigación del sector cultural.

De manera general, todos ellos tendrán que sanitizar antes y después de cada evento, marcar los espacios para asegurar la sana distancia entre los ocupantes y programar espectáculos con el mínimo elenco.

Esta guía da prioridad a las personas que conforman la vida cultural: artistas, trabajadores, técnicos, investigadores, artesanos y audiencia. También da prioridad a mantener la salud de personas con discapacidad o en alto riesgo. Asimismo, pide a los recintos contar con un protocolo de atención a casos que presenten síntomas.

Respecto a las oficinas y centros de trabajo, los espacios se deberán adaptar para garantizar la sanitización, desinfección y la sana distancia. La reincorporación será de manera gradual y se implementarán horarios escalonados; en las áreas donde sea posible, trabajarán a distancia.

Aquellos recintos abiertos o cerrados donde se llevan a cabos actividades escolares y de investigación sólo podrán reactivarse cuando el semáforo esté en color verde.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here