Por: Raúl Correa Enguilo

En borrador de mi tesis de maestría plantee que Andrés Manuel Obrador ganaría las elecciones presidenciales del 2018 y que con resistencias “le permitirían” que tomara posesión, pero que le harían la vida pesada en su mandato para desprestigiar al gobierno de izquierda y preparar el regreso del neoliberalismo.

Desde el triunfo de AMLO surgieron rumores diversos y muy malévolos. Entre otros que no tomaría posesión… tan mala leche traen contra López Obrador que con bots de la cuenta de Calderón y “Tumbaburros” viralizaron que el mitin de unidad convocado por el Presidente debería de hacerlo en Lomas Taurinas. Y antes habían viralizado con los mismos bots que los mexicanos pedíamos la renuncia de AMLO.

Los ataques provienen de diversos frentes: grupos de derecha que se exhibieron en 1988, a impedir que Cuauhtémoc Cárdenas llegara a la presidencia de México; panistas y priístas que pierden el negocio de la corrupción; periodistas, voceros del neoliberalismo; los que pierden su mensualidad, “el chayo”, el embute; y hasta los de tropa que creen que los han despedido de sus medios “por culpa del Peje”.

La guerra sucia contra Andrés Manuel está abierta desde que apoyó a indígenas de la Chontalpa, Tabasco para pelear la indemnización por la afectación de sus tierras en unos casos por derrames o incendios petroleros y otros por inundaciones.

Desde la década de los ochenta en Tabasco y luego en la CDMX, se realiza una campaña permanente en los medios de comunicación contra Andrés Manuel con publicaciones que son auténticos libelos.

Las primeras acciones de este tipo fueron financiadas por Diego Fernández de Cevallos; después Javier Lozano, según dichos del chino-mexicano Zhenli Ye Gon; Calderón con su peligro para México, Enrique Krauze, mesías tropical, los chuchos, priístas, panistas y otros de izquierda como el Subcomandante Marcos, Roger Bartra.

Los adversarios han recurrido a encuestas, llamadas telefónicas, redes sociales, radio, TV, periódicos, revistas, libros, audios y videos, aquí lo más sonado fue la serie de Netflix “ Populismo en América Latina”, con un capítulo sobre México, “ López Obrador, el redentor furioso”.

Han realizado acciones de sabotaje, incendios y violencia provocados rumores diversos, manipulación de actos masivos como las rechiflas contra gobernadores de la oposición en actos del presidente López Obrador.

La Agencia Proceso publicó el 6 de noviembre de 2017 que el presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, afirmó “la mafia” ha intensificado la guerra sucia en su contra pretendiendo presentarlo como dictador y con personalidad conflictiva.

Antecedentes

El lunes 7 de julio de 1988, un día después que se cayó y calló el sistema político mexicano, las calles de la ciudad de México amanecieron tapizadas de propaganda negra contra Cuauhtémoc Cárdenas llamando a la población a evitar que “un comunista” llegue a la Presidencia de la República.

En 2005 después de varios intentos, entre ellos el escándalo Paraje San Juan el PAN y el PRI alegando una supuesta defensa de la legalidad orquestaron una maniobra política para eliminar la posibilidad de que López Obrador fuese candidato a la presidencia de la república Promovieron su desafuero por el hecho de que autorizó la construcción de una vialidad para un hospital privado.

El desafuero de AMLO era una estrategia para dejarlo fuera de la jugada, ya que, aún si se le declaraba inocente, el jefe de gobierno no podría registrarse como candidato mientras durase el proceso, que se vislumbraba largo.

El desafuero se consumó el 7 de abril de 2005. Como consecuencia se produjeron grandes manifestaciones populares en rechazo y por la presión internacional el presidente Vicente Fox desistió de aplicar “la guillotina” contra López Obrador.

El Chino-mexicano Zhenli Ye Gon, detenido con la averiguación previa /PGR/SIEDO/UEIDCS/191/2006 por formar parte de una organización delictiva de carácter transnacional, fue puesto señalando que en su casa de Sierra Madre 515 en Las Lomas de Chapultepec “había personas armadas drogas y dinero en efectivo, 300 millones de dólares”. Javier Lozano Alarcón entonces secretario del Trabajo del gobierno panista de Felipe Calderón, obligó al chino a guardar 130 millones de dólares de origen desconocido.

Desde el momento de su detención, y después en una entrevista a Univisión en un video y en una carta distribuida a los medios Zhenli Ye Gon afirmó que el dinero y las armas (se supone un arsenal, pero de esto no hay información) eran del PAN para combatir a López Obrador si ganaba la Presidencia en 2006.

“…reiteró una teoría que no ha cambiado sustancialmente desde que habló con la agencia AP en 2007: que un operador político del PAN a quien identificó como Javier Lozano Alarcón y un intermediario a quien se refirió Solamente como Luis, lo forzaron a esconder la fortuna que descubrieron en su casa. El dinero sería usado, según le explicaron, para financiar la campaña presidencial de Calderón o emprender una operación de sabotaje si el candidato perdía los comicios.

“Era para campaña política, me dijeron que 20 dólares por un voto, 50 dólares por otro, 100 por otro hasta 500 dólares, pero yo no sé cómo disponían”, dijo el empresario tras el cristal de un cuarto de visitas de la prisión en Estados Unidos.

Ye Gon sostuvo que el operador le dijo que en último caso el dinero sería usado para provocar la caída del gobierno del candidato opositor si triunfaba en las elecciones presidenciales. El candidato opositor era Andrés Manuel López Obrador, jefe de una coalición de partidos que denunció un fraude y no concedió su derrota.

“Sabotaje, él [el intermediario] dijo que en caso de que perdamos, de que nuestro partido pierda”, explicó Ye Gon a Univisión Investiga.

En una carta atribuida al empresario y que recibieron varios medios de comunicación en 2007, surgió un detalle adicional: además de dinero Ye Gon recibió armas de largo alcance.

“Luis […] usó una señal con la mano para ilustrar que era un misil para dispararle a aviones y que también colocarían estas armas en mi casa”, escribió Ye Gon. (Sin embargo 7 de septiembre de 2015).

En declaraciones a El Universal publicadas el 16 de julio de 2007, Zhenli Ye Gon mencionó que “después de eso el partido de oposición externó la opinión de que la elección presidencial en curso era injusta y estaba corrompiendo las leyes, y solicitó que los votos se examinaran otra vez. Luis me pidió entonces guardarles el dinero otro tiempo mientras todo México aceptaba a su nuevo presidente.

“En agosto me inquieté profundamente porque los vi descargando más maletas y un camión que llevaba cuatro largas cajas militares de metal. Primero pensé que las cajas metálicas también contenían dinero.

“Le dije a Luis que estas largas cajas metálicas ocuparían demasiado espacio y que por favor las desarmara. Luis dijo que no era dinero y luego usó una señal con la mano para ilustrar que era un misil para dispararle a aviones y que también colocarían armas en mi casa.

Tras escuchar esto, sentí miedo y les rogué perdonarme y que no pusieran esas armas en mi casa porque era muy peligroso.

Retomo el caso del chino porque es un claro ejemplo de lo que son capaces de hacer los de la derecha para impedir que salga avante el régimen de la Cuarta Transformación.

La Operación Berlin es otra acción de comunicación política realizada de 2017 a 2018 para desprestigiar a Andrés Manuel López Obrador. Allí participaron Enrique Krauze, León Krauze así como los patrocinadores German Larrea, del Grupo México; Francisco Agustín Coppel Luken, de la empresa Coppel, y Alejandro Ramírez Magaña, de Cinepolis.

El escritor Krauze ha negado su participación pero algunos de los colaboradores señalados en el reporte confirmaron su realización e incluso expresaron arrepentimiento público.

Actualmente hay una pertinaz labor de columnistas y algunos medios para distorsionar la información que se vierte en la mañanera o para buscar “lo que esté mal acomodado” y eso se hace notar con ataques “en escuadrón”.

Con todo el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue con niveles de alta popularidad arriba del 80 por ciento porque ha hecho lo que ningún otro mandatario: quitó la pensión millonaria a expresidentes; mantiene fuerte ataque a la corrupción y al huachicoleo, dejó de perdonar impuestos a grandes empresas.

Paró obras del aeropuerto de Peña Nieto; suprimió la reforma educativa peñista, protege la economía campesina con precios de garantía a productos agropecuarios, apoya a los adultos mayores, a los jóvenes que estudian y hasta a los que no estudian ni trabajan y creo el Instituto para devolver al pueblo lo robado, entre otras acciones de gobierno.

Por lo realizado en estos seis meses y por lo que se debe hacer para reconstruir el maltrecho país que nos dejaron tenemos que hacer una férrea, organizada e informada defensa de nuestro gobierno, por nuestra patria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here