El gobernador de Pensilvania, Tom Wolfe dijo el lunes que las autoridades de inmigración separaron hace poco en el estado al menos a cuatro niños de sus padres.

Por lo anterior, solicitó por escrito al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) que suspenda la práctica hasta que la agencia tenga un plan para garantizar el bienestar de los menores.

Wolfe le pidió al secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, contar a todos los niños que fueron separados de sus padres durante 2019 en Pensilvania; además, solicitó un informe sobre cuanto tiempo estuvieron separados y los pasos que dio el gobierno federal, para garantizar su bienestar.

El gobernador señaló que los cuatro niños son ciudadanos estadounidenses y provienen de al menos tres familias migrantes.

El vocero del gobernador, J.J. Abbott, dijo que las separaciones ocurrieron en Filadelfia a fines de julio, y al menos dos de los niños ya se han reunido con sus padres.

Las prácticas del ICE respecto de los niños volvieron a ser objeto de escrutinio la semana pasada, luego de que 680 migrantes fueron arrestados en siete plantas procesadoras de pollo de Mississippi.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here