El sorprendente descubrimiento ocurrió luego de dos años viviendo en este lugar. Lo que estaba en su interior fue decepcionante.

Darren Steels vive en Nottingham, Reino Unido, y el fin de semana pasado decidió que era momento de arreglar una toma corriente inservible.

Entonces, contrató a un electricista que, al hacer la inspección, descubrió que no era un enchufe, sino una caja fuerte oculta.

Steels le contó al diario The Sun que estaba harto de no poder usar esta toma, por lo que solicitó la inspección.

Pero lejos de encontrar un tesoro, el hombre de 45 años reveló que dentro de la caja fuerte solo había polvo, pelusa y una araña muerta.

El curioso caso se volvió viral: muchos bromearon con que en algún momento fue la casa del agente 007, James Bond. Otros afirmaron que probablemente vendían drogas en el lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here