Estados Unidos y Honduras firmaron un acuerdo que a efectos prácticos impedirá a los solicitantes de asilo ingresar en Estados Unidos si transitaron antes por América Central.

Previamente se alcanzaron convenios similares con El Salvador y Guatemala que allanarían el camino para enviar a solicitantes de asilo a Honduras, señalado como uno de los países más violentos del mundo, igual que sus vecinos.

Se desconocen detalles y gran parte del contenido del acuerdo con Honduras, incluso la fecha en la que entraría en vigor.

El acuerdo completaría un componente central en la estrategia de Trump para evitar que solicitantes de asilo entren a Estados Unidos desde territorio mexicano. Frenar la inmigración es uno de los objetivos políticos distintivos de Trump, quien con frecuencia habla de recovecos en el sistema de asilo estadounidense.

Posta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here