El gobierno de Estados Unidos otorgó tres contratos con un valor de más de 812,6 millones de dólares para la construcción de 104 kilómetros (65 millas) de un nuevo muro fronterizo a lo largo del bajo Río Bravo (Grande) en el sur de Texas.

En un comunicado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército dijeron que los contratos fueron otorgados el domingo a dos contratistas.

Los proyectos para el muro incluirán bolardos de acero de 5 a 9 metros (18 a 30 pies) de altura, caminos, alumbrado, cámaras de seguridad y otro tipo de tecnología en 19 segmentos separados en los condados de Starr, Hidalgo y Cameron.

Los muros se erigirán a partir de inicios del próximo año, donde ahora no hay nada, pero no se colocarán en zonas prohibidas en la partida de la CBP de 2019. Dicho sector es el más transitado de la agencia federal, y representa alrededor del 40% de sus detenciones de inmigrantes.

Posta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here