Estados Unidos presionó a los militares venezolanos y a figuras clave del chavismo para que apoyaran el levantamiento encabezado por el líder opositor Juan Guaidó, y responsabilizó a Rusia y Cuba de que el presidente Nicolás Maduro siguiera en el poder.

El mandatario estadounidense, Donald Trump, pasó buena parte de la jornada pendiente de los acontecimientos en Venezuela, donde Guaidó anunció a primera hora que la familia militar había decidido unirse a su movimiento para sacar del poder a Nicolás Maduro.

A través de Twitter, el mandatario estadounidense dijo “estoy siguiendo muy de cerca la situación en Venezuela. ¡Estados Unidos respalda al pueblo de Venezuela y su libertad!”.

La frenética jornada ilustró el delicado punto en el que se encuentra la política de Trump en Venezuela, tres meses después de reconocer a Guaidó como presidente legítimo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here