De acuerdo con denuncias rusas, el gobierno de Estados Unidos está obstruyendo el montaje de una fábrica de municiones y fusiles de asalto Kalashnikov (AK-47) en Venezuela, por las sanciones impuestas al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“Estamos construyendo una fábrica de fusiles Kalashinkov y munición (…) las sanciones dificultan las obras y también hay apagones (…) los norteamericanos nos impedían ingresar máquinas y equipos, pero lo conseguimos de todas formas”, expresó el director de la empresa rusa Rostec, Serguéi Chémezov.

La denuncia se realizó en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, por parte de Chémezov.

Se pensaba que la planta en Venezuela sería la primera fábrica del arma rusa en el extranjero, pero debido a las obstrucciones estadunidenses, el honor le correspondió a la India, cuyo primer ministro Narendra Modi fue el encargado de inaugurarla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here