Orgullosamente mexicana, bailarina que vio nacer su enigmático comienzo desde la infancia en Bellas Artes, el teatro exponente de la cultura y proyecciones en   mural, es ahora un emblema reconocido e incomparable del ballet. La dancista Carrillo Cabrera nació en Texcoco, un 31 de Octubre de 1981 en Estado de México. En la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del INBA, sus pasos fueron previstos para algo trascendental, como lo ha logrado hasta ahora.

 

A lo largo de su carrera, de casi 25 años, ha interpretado las obras de los coreógrafos de ballet más prestigiosos del mundo y ha sido pareja de bailarines destacados, recordados mejor como “Primeros bailarines”, claro ejemplo con el brasileño Marcelo Gomes; Está a su vez ha participado en galas como “Estrella de Ballet” internacionalmente, en 30 países como sede hasta ahora. Domina el habla de el español, inglés, alemán, ruso e italiano como una excelsa conocedora del mundo.

 

Eminente es la primera mexicana que coge entre sus manos por en toda la historia del Ballet de México el título de Primera Bailarina de Staatsballett Berlin. Esta academia fue creada en 2004 mediante una fusión de 3 compañías prestigiosas de ballet: la Ópera Estatal de Berlín, el Deutsche Oper Berlin y el Komische Oper Berlin; Este cargo se le infunde por el talento, disciplina y pasión que consta con centenares de testimonios que ella siempre desempeña en sus los múltiples roles.

 

Conmovedora, inspiradora y calidad, en todo ámbito positivo y artístico que se le denomine a Castillo Cabrera no cabe duda alguna que atrae comentarios y vivencia enriquecedora.

 

En cualquier forma de cuestionarla, en diversas entrevistas ha declarado que en su rol de bailarina, debe imponer, y por ende transmitir y hacer el enganche con su público, de antemano para lograrlo debe hacerlo con ella misma. Desde el simple roce de sus manos sobre su cuerpo, las destrezas y desplazamientos en puntillas, el tutú girando sobre su cintura ella logra conmover.

 

Ha optado roles en: El cascanueces, El Lago de los Cisnes, Romeo y Julieta, Nuestra de Señora de París,Eugene Oneguin, entre muchas más, y en cada uno incluye la totalidad de sus emociones, desde una alegría inminente hasta una belleza triste. El énfasis que ella busca es expresar e inspirar, mover y trasladar nuestra concepción sobre la danza, así como ella descubrió tal magnitud de poder a sus tempranos 14 años.

 

Es impresionante el poder que tiene el destino de la persona, sus aptitudes, cualidades, actitudes y motivaciones que cada uno de nosotros encamina a la cima de la vida personal, aun con la fachada de fantasía que uno le de ímpetu. A favor de Elisa su nación respalda a Elsa Recagno, “ella cumple con todo”, su docente fallecida en 2013 declaró que ella cumple en tecnica, proporción y un don. Los accidentes no existen: “Nunca hubo la idea de iniciarla en la danza, pasó como pasan muchas cosas en la vida.No había ninguna pretensión”, admiten sus padres.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here