Gracias a diversos estudios científicos realizados con la curiosidad de averiguar la relación que existe entre la longitud de nuestros dedos con algunas características de nuestro comportamiento e incluso diversas enfermedades.

Se conoció  que la proporción que hay entre el dedo que utilizamos para señalar las cosas (índice) y nuestro dedo anular, puede lograr predecir algunos resultados que obtendremos dentro de nuestro rendimiento escolar a la edad de siete años, esto es según la revista British Journal of Psychology en el 2007.

Del mismo modo, se indica que los hombres que tienen el dedo índice más largo que su dedo anular son un 33% menos propensos a desarrollar el cáncer de próstata. Incluso, las personas que tienen su dedo anular un poco más largo de lo normal, son personas propensas a padecer esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here