A Eddie Murphy le tomó más de dos décadas hacer una película sobre Rudy Ray Moore.

 

A juzgar por la respuesta en el Festival Internacional de Cine de Toronto, valió la pena esperar.

 

“Dolemite Is My Name” le mereció a Murphy algunas de las mejores reseñas de su carrera tras su estreno la semana pasada en Toronto.

 

El personaje famoso que Moore encarnaba en sus presentaciones de “stand-up” fue también astro del clásico del blaxploitation “Dolemite” de 1975.

 

“Dolemite Is My Name”, llegará a las salas de cine el 4 de octubre y a la plataforma Netflix de streaming el 25 del mismo mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here