Con respecto al tema de la supuesta aparición de un dedo en un tamal en Boca del Río, el director de Comercio de este municipio, Alvin Vicencio aseguró que la persona que realizó la venta de tamales, le fue suspendida su actividad comercial, debido a que no contaba con los permisos para la venta de productos.

 

Señaló que este tema, compete a la Secretaría de Salud; sin embargo, la dirección a su cargo realizó una inspección en el lugar donde se comercializa este alimento.

Pidió a los involucrados regularizar su situación comercial, pues la venta de estos tamales se realizan de manera casera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here