Como cada 12 de noviembre su objetivo primordial de tal fecha es hacer ver al público sobre el terrible daño que conlleva para el organismo una dieta alta en grasa y azúcares.Por años, se ha tratado de concientizar a la población sobre la importancia de cuidar de su salud y de procurar realizar una actividad física de por lo menos 30 minutos entre 3 o 4 veces por semana como mínimo.

 

No es una fecha alegre, es compleja y muy amplia el contexto que le rodea. La obesidad en diferentes regiones y en grupos de población se constituye de una dieta con un porcentaje nulo de frutas y verdura, acompañado de una inactividad física, que afecta tanto emocional, psicológica y sin duda físicamente a millones en el mundo, y nuestro país está coronado como en el primer lugar con pacientes que padecen de la misma.

 

La elevada tasa de obesidad indica entonces que 7 de cada 10 adultos en la nación sufren sobrepeso u obesidad. Se calcula que son casi 49 millones de mexicanos los que enfrentan este factor de riesgo que es modificable para el desarrollo de enfermedades crónicas. La obesidad se ha convertido en algo mucho más grande que una crisis de salud pública, sino también en un elemento que pone en peligro la competitividad del país.

 

Lo que llega a ocasionar la obesidad y sobrepeso puede variar. La grasa corporal acumulada dificulta el correcto funcionamiento de los órganos internos de una persona, mucho de los factores no modificables a los que se le suma esta son la edad, raza o la herencia familiar, todo esto contribuye a aumentar las posibilidades de presentar:

 

– Glucosa alta en la sangre

– Hipertensión.

– Cardiopatías coronarias

– Insuficiencia cardiaca

– Nivel de colesterol y triglicéridos en sangre altos.

– Problemas óseos, articulares u osteoartritis.

– Fatiga

– Somnolencia diurna y falta de atención.

– Cálculos biliares

 

Se considera que una persona padece de obesidad o sobrepeso cuando el nivel de grasa corporal sobrepasa los valores normales, entre 10% al 20% de grasa corporal respecto al peso total en los hombres adultos y del 20% al 30% en las mujeres adultas.

 

Es necesario la sensibilización sobre la importancia de mantener el peso corporal y circunferencia de la cintura en niveles adecuados, para llegar a esto existen diversos factores relacionados con el estilo de vida que se es preferible, como la alimentación, ejercicio físico e incluso consultar con un especialista como un nutriologo. La mejor forma de tratar la obesidad es identificando en edad temprana a los posibles candidatos para así prevenirlo mediante un tratamiento enfocado a la modificación de hábitos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here