El 13 de julio, el mundo celebra el Día Internacional del Rock, uno de los géneros musicales más amplios en cuanto a sus técnicas y temas, y que ha sido central para la identidad de un gran número de movimientos contra-culturales y para muchas generaciones. Desde sus inicios, la música rock se ha asociado con la rebelión contra las normas sociales y políticas, rechazando la cultura dominada por los adultos, el consumismo y la conformidad.

 

La fecha escogida no es azarosa, pues conmemora el legendario Live Aid; un concierto con dos sedes simultáneas (uno en Filadelfia, Estados Unidos y otro en Londres, en el Reino Unido). Estos se celebraron el sábado 13 de julio de 1985, con el objetivo de recaudar fondos para aliviar la hambruna en Etiopía y Somalia. El evento fue organizado por el irlandés Bob Geldof, activista político y líder de la banda The Boomtown Rats.

 

Con las actuaciones invitadas de gigantes del rock como The Who, Status Quo, Led Zeppelin, Dire Straits, Madonna, Queen, David Bowie, BB King, Mick Jagger, Sting, Scorpions, U2, Paul McCartney , Phil Collins, Eric Clapton y Black Sabbath, se terminó por recaudar más de 30 millones de euros.

 

La celebración de estos conciertos continuaría los años siguientes, y con diversos propósitos humanitarios. El concierto original logró aumentar la concientización sobre la pobreza mundial y los fondos para la ayuda, aunque también fue criticado (junto con eventos similares), por proporcionar un escenario para el auto-engrandecimiento y el aumento de las ganancias para las estrellas de rock involucradas.

 

Más allá de la trascendencia de este concierto, la música rock ha labrado un papel fundamental en la historia del S.XX al ser un vehículo para los movimientos culturales y sociales. Surgió por primera vez del movimiento rock and roll de las décadas de 1940 y 50, que a su vez estaba inspirado en el ritmo del country y el blues afroamericanos de las décadas de 1920 y 1930. Desde sus inicios, la música rock ha evolucionado constantemente y ha creado subgéneros en todo el mundo.

 

Si bien, el rock’n’roll aumentaba en popularidad en los EE. UU., no fue hasta 1955 cuando el “Rock Around The Clock” de Bill Haley alcanzó el número 1 en las listas de éxitos, abriendo el camino para que la música rock se convirtiera en una parte importante de cultura musical. En ese momento, había muchos artistas solistas populares, como Elvis Presley, Chuck Berry, Jerry Lee Lewis y Carl Perkins. Durante este período, los músicos se alejaron de la guitarra acústica y en su lugar tomaron guitarras eléctricas.

 

Mientras tanto, en Gran Bretaña, las bandas seguían inspiradas en el R’n’B estadounidense y el blues, pero estaban creando canciones más enérgicas y optimistas. Bandas como The Beatles, The Rolling Stones y The Kinks fueron famosas en ambos lados del Atlántico, y su sonido fue apodado “la invasión británica”. Las guitarras eléctricas también se estaban convirtiendo en un instrumento principal, con músicos como Eric Clapton y Jimi Hendrix llegando a ser prominentes en las escenas de blues, rock y rock psicodélico que alcanzaron su punto máximo a finales de los 60 y principios de los 70.

 

De manera similar, la cultura punk de los años 70 heredó la tradición de la canción de protesta. También se ha asociado con el activismo político, así como con los cambios en las actitudes sociales hacia la raza, el sexo y el uso de drogas, y es a menudo vista como una expresión de revuelta juvenil. La música rock se estaba volviendo más pesada con una mayor distorsión en las guitarras, lo que hizo que Thin Lizzy, Aerosmith, Van Halen y AC / DC se hicieran populares a finales de la década, así como el ascenso y la caída del movimiento punk. Black Sabbath, Motorhead y Kiss también se estaban forjando un nombre con un sonido más gótico y más oscuro que fue etiquetado como música heavy metal.

 

La música rock también se inmortalizó gracias a los festivales de música al aire libre de finales de la década de 1960, a menudo en áreas rurales abiertas que generalmente duraban dos o más días, y que contaban con largas listas de intérpretes musicales, atrayendo a multitudes de personas, que a veces suman varios cientos de miles. Entre los más famosos a nivel mundial se encuentran Woodstock, de 1969. En nuestro país, el Festival Rock y Ruedas de Avándaro, de 1971 en el Estado de México, fue uno de los hitos más importantes de la historia musical del rock mexicano, y este inspiraría a otros muchos como el Vive Latino.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here