Este sábado, las fuerzas del orden de Francia detuvieron al menos a 123 manifestantes del movimiento “chalecos amarillos”, que protagonizan su 45 semana consecutiva, en contra la política social y fiscal del gobierno del presidente Emmanuel Macron.

Los “chalecos amarillos” se manifestaron en diversos puntos de París, donde la policía antidisturbios utilizó gases lacrimógenos para dispersarlos.

El gobierno desplegó cerca de siete mil 500 policía para evitar altercador y extremar precauciones.

Informador

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here